El kakuy, la leyenda del ave fantasma
21 junio, 2020
José, baqueano de la Patagonia
18 julio, 2020

La sopa de cebolla, receta tradicional francesa

La sopa de cebolla, receta tradiconal de la cocina francesa | Foto: Ludovic Peron Wiki commons

Compartí esta Nota en:
La sopa de cebolla es un plato francés mundialmente famoso. En mi experiencia, no es que sea algo tan común en el cotidiano de los franceses, no tanto como puede ser la quiche por ejemplo. Y excepto en los restaurantes turísticos de París, no siempre la encontrarán en los menús. Pero sí que tiene una larga tradición en la gastronomía francesa, incluso es protagonista de diferentes costumbres populares. Es, sin lugar a duda, el plato de invierno por excelencia.

una tradición francesa divertida

La sopa de cebolla tiene un lugar destacado en el folklore de Francia. Se atribuye a varios reyes como Luis XIV o Luis XV una afición particular por ella, incluso a veces se cuenta que llegaron a inventarla o prepararla ellos mismos. Históricamente, siempre ha sido un plato popular debido a sus ingredientes sencillos y económicos. Otra tradición la relaciona con las festividades de bodas. Al final de la fiesta, los novios se van a dormir en un lugar secreto para todos y el juego consiste en encontrarlos. Los invitados tienen que ir a despertarlos y servirles una sopa de cebolla en un pot-de-chambre , es decir una pelela de esas que se usaban antes. Eso puede ser a la madrugada o a la mañana siguiente.

En general, al ser muy nutritiva y reconstituyente, esta sopa se suele tomar después de una noche sin dormir y de tomar mucho alcohol. Por ejemplo, según las regiones es común para Año Nuevo, ya que además por esta época es invierno. En algunas ciudades como Lyon, lo toman los estudiantes después de salir de fiesta: se sirve en algunos establecimientos hasta altas horas de la noche. Parece que la cebolla tiene también la propiedad de esconder el mal aliento de vino. ¡Por este motivo adquirió la fama de ser la “sopa de los borrachos”!

 

 

receta paso a paso

Versión tradicional

INGREDIENTES:

3 o 4 cebollas
Manteca
1 cuchara sopera de harina
1 caldo de pollo
Unas rebanadas de pan
Queso rallado (tipo gruyère mejor)

El secreto es dejar que las cebollas queden bien doraditas y tener paciencia: necesita al menos una hora de cocción.

1. Lavar y cortar las cebollas en láminas

2. Poner un poco de manteca en una cacerola grande y freír las cebollas a fuego lento durante 15 min, para que queden bien doradas.

3. Añadir 2 cucharas soperas de agua, cubrir la cacerola y dejar unos 15 min más a fuego muy lento.

4. Añadir una cuchara sopera de harina, y mezclar bien durante 5 min

5. Añadir un caldo de pollo. Salpimentar y dejar hervir lentamente unos 20 min más

6. Tostar el pan, tiene que ser muy tostado para no derretirse en la sopa. Colocarlas en un plato hondo y cubrirlas de queso rallado, verter la sopa encima… lo pueden mandar unos minutos más a gratinar en el horno

Et voilà ! ¿Sienten este olorcito? Ese es el olor a cocina francesa…

Bonus track: Versión light de mi mamá

Hervir 2 o 3 cebollas con 1 papa. Licuar con la mini pymer y salpimentar. Preparar el pan tostado como indicado arriba, eso sí no puede faltar!

 

 

Otras recetas francesas que les puede interesar:

Las oreillettes, tortas fritas del Sur de Francia

La quiche, la tarta salada francesa

Las truffes de chocolate, postre de Navidad

 

 

Facebook Comments